[RESEÑA] ReLife: uno de los animes más auténticos que he visto

¡Hola, lovers! Hace unos días terminé de ver ReLife, uno de los animes más auténticos y divertidos que he visto hasta en Netflix. Si os gusta la temática juvenil (adolescentes en un instituto con sus problemas) os recomiendo muchísimo a ver ReLife. ¡Estoy convencida de que os gustará un montón! Así que… ¿os animáis a seguir leyendo mi opinión? ¡Vamos a ello!

Sinopsis

Arata Kaizaki es un hombre de veintisiete años que deja su empleo en una gran empresa después de que su jefa se suicidara. A raíz de eso se pone a trabajar a media jornada en una pequeña tienda como dependiente. En uno de sus rutinarios días, Arata conoce a Ryo Yoake, que le habla del proyecto ReLife y le ofrece participar en él dándole la oportunidad de mejorar su vida. ¿El requisito? Tomarse una píldora y volver a los diecisiete años y a la vida estudiantil durante todo un curso.

Opinión Personal de ReLife

Como os contaba al principio de la entrada, ReLife es uno de los animes más auténticos que he visto hasta ahora. Tiene un argumento fresco, divertido y muy natural. Este precioso anime nos sumerge en la ReLife de Arata Kaizaki, un hombre de veintisiete años edad que trabaja a media jornada en una pequeña tienda que para intentar mejorar o rehacer su vida tendrá que volver al instituto.

En el instituto y de nuevo con diecisiete años, Arata conoce a sus nuevos compañeros de clase con los que tendrá que convivir durante todo el curso escolar. Entre esos compañeros hará muy buenas migas con Hishiro, una chica retraída con bastantes dificultades para hacer amigos, Kariu una deportista increíblemente competitiva, Oga, el alumno con mejores notas de la clase y An Onoya, otra estudiante nueva bastante peculiar.

ReLife Foto 1

Atara también estará acompañado dentro del instituto por su supervisor Ryo Yoake, quién escribirá diariamente informes sobre Kaizaki y su avance en su nueva vida. De esta manera, Arata tendrá una segunda oportunidad para hacer las cosas distintas y quizás mejorar o rehacer su vida desde la adolescencia.

Desde el primer capítulo, el argumento de ReLife me encantó y me pareció bastante original e imaginativo. Según van pasando los episodios me di cuenta de que este anime transmitía un montón de valores para el día a día y para la vida. Se habla de la amistad, del exceso de competitividad, del trabajo en equipo, de las habilidades sociales, del amor…