[RESEÑA] Crazy, stupid, love: comedia, romance y actores geniales

¡Hola, hola, lectores! ¿Cómo estáis? ¿Qué tal lo estáis llevando? ¡Espero que de la mejor forma posible! ¿Ya podéis ver a lo lejos el viernes y el fin de semana? Casi casi lo podemos tocar con los dedos. Hace unos días puse una imagen de Crazy, Stupid, Love para preguntar por opiniones de esta película. Casi todos me dijisteis que estaba genial y que me iba a encantar.

Sinopsis

Cal Weaver (Steve Carell), cuarentón y puritano, tiene una vida perfecta: un buen trabajo, una bonita casa, unos hijos estupendos y está casado con su novia de la adolescencia. Sin embargo, cuando se entera de que su esposa (Julianne Moore) lo ha traicionado y quiere el divorcio, su vida se desmorona. (FILMAFFINITY)

Opinión Personal Crazy, Stupid, Love

Crazy, Stupid, Love me encantó desde principio a fin. Me pareció una comedia romántica, divertida, emotiva, sensible, inteligente y que puede llegar al corazón de todos los que la vean. Steve Carell, Julianne Moore, Ryan Gosling y Emma Stone, los actores protagonistas, nos hacen sonreír con cada escena y con cada comentario.

La película se centra en Cal (Steve Carell) y Emmily Weaber (Julianne Moore), un matrimonio que llevan 25 años casados y con unos hijos maravillosos. Parecen tener la vida perfecta, pero todo se rompe cuando Emily le cuenta a su marido que se ha costado con David Lindhagen (Kevin Bacon), un compañero de trabajo. Ella cree que Cal ha dejado de luchar por ella y por el matrimonio.

Cal decide aceptar el divorcio y se muda de casa. Toda su vida está hecha añicos. Se siente un fracasado, está desmotivado en el trabajo y tiene la autoestima bajo tierra. Un día decide visitar un local de moda y es ahí cuando conoce a Jacob (Ryan Gosling) un don juan nato en busca de rollos de una noche.

Jacob ha enseñado a su amigo todo lo que sabe pero algo muy inesperado le ocurre. Conoce a Hannah, una preciosa futura abogada que le roba el corazón casi al instante de conocerla. Se enamora perdidamente de ella y para él todo eso nuevo. Nunca ha sentido nada parecido al amor y tampoco se ha interesado en una mujer más allá de una noche. Pero con Hannah lo quiere hacer bien.

Jacob ha enseñado a su amigo todo lo que sabe pero algo muy inesperado le ocurre. Conoce a Hannah, una preciosa futura abogada que le roba el corazón casi al instante de conocerla. Se enamora perdidamente de ella y para él todo eso nuevo. Nunca ha sentido nada parecido al amor y tampoco se ha interesado en una mujer más allá de una noche. Pero con Hannah lo quiere hacer bien.

Mientras tanto, Robbie (Jonah Bobo), el hijo pequeño de Cal y Emily confiesa su amor a Jessica (Analeigh Tipton) su canguro de 17 años. Para él sus sentimientos son verdaderos y auténticos, pero ella no le corresponde y le dice que es mucho mayor. Sin embargo, uno de los rasgos más característicos de Robbie es no darse por vencido y luchará por Jessica pase lo que pase.

El amor puede llegar cuando uno menos se lo espera. Y cuando llega, como nos muestran Jacob y Hannah, es una experiencia fantástica y auténtica. Por eso, hay que hacer caso a nuestro corazón, hablar por él y darle voz. Creo que ese es el mensaje más importante que a mí me transmitió Crazy, Stupid, Love.

Una comedia romántica con unos actores de lujo (a mí Julianne Moore siempre me encanta), divertida, inteligente, sensible y fresca. Ah, y también tiene algunas sorpresas y líos inesperados que os harán reír un montón. ¿Recomendada? Por supuesto que sí.