[RESEÑA] El día que dejó de nevar en Alaska, de Alice Kellen

Mel
Mel Mel 11 Views 6 Min Read
6 Min Read

¡Hola, romántic@s! ¿Cómo lo estáis llevando? ¡Espero que genial! Hoy os comparto la reseña de El día que dejó de nevar en Alaska, de la autora Alice Kellen. Debo admitir que es la primera novela que leo de ella, y ya os adelanto que… ¡no será la última! ¿Os animáis a seguir leyendo la reseña de hoy? ¡Vamos a ello!

Sinopsis de El día que dejó de nevar en Alaska

Un chico con el corazón de hielo.

Una chica que huye de sí misma.

Dos destinos que se cruzan.

Heather cree que solo hay tres cosas que sabe hacer: atraer problemas, salir huyendo y correr. Así es como termina en Alaska, en un pequeño pueblo perdido, trabajando de camarera mientras intenta llevar una vida nueva y tranquila. Su único problema es que uno de los dueños del restaurante parece odiarla y que ella nunca antes ha conocido a nadie que despierte tanto su curiosidad.

Nilak es reservado, frío y distante, pero Heather puede ver a través de todas las capas tras las que se esconde y sabe que en ocasiones hay recuerdos que pesan demasiado; como los de sus propios errores, esos que intenta dejar atrás.

Pero, a veces, la vida te da una segunda oportunidad.
La nieve empieza a derretirse.
Y todo encaja.

Opinión personal El día que dejó de nevar en Alaska

Como os comentaba antes, El día que dejó de nevar en Alaska es la primera novela que leo de Alice Kellen, y no será la última. Al terminar la historia no sabía cómo había dejado pasar tanto tiempo si haber leído algo de esta escritora, os lo digo de verdad. La pluma de Alice Kellen es pura magia, sensibilidad y emoción desde principio a fin, y está claro que El día que dejó de nevar en Alaska es una de esas novelas que dejan huella, que te dejan marcada.

¿Qué es lo que más me ha gustado de El día que dejó de nevar en Alaska? Pues me resulta muy complicado decidirme por unas poquitas cosas, pero si tengo que elegir diría que los personajes (absolutamente todos los personajes, incluidos los secundarios). Si os soy sincera con Heather y Nilak, los protagonistas, he tenido una conexión súper especial. Simplemente me ha encantado su historia, su pasado y su presente, y eso ha hecho que haya conectado al cien por cien con ellos.

Heather es una chica que está huyendo de sí misma y de su pasado. Llega a Alaska con la autoestima por los suelos, sin saber muy bien quién es ni qué hacer con su vida. Lo único de lo que está segura es que quiere empezar un camino nuevo, en paz y recuperar fuerzas para encontrarse. Heather es un alma herida, que ha sufrido y lucha por no venirse abajo. Puede que Alaska se uno de los lugares más fríos, pero quizás logre conseguir el calor que tanto necesita. Y cuando conoce a Nilak…

Nilak es distante, reservado y frío. Parece tener muchísimos problemas a su espalda, y un pasado que no le deja vivir tranquilo. Se esconde tras un montón de corazas que son imposibles destruir, y nunca quiere conectar demasiado ni hacer lazos de amistad con la gente del pueblo. A primera vista, puede que parezca borde, rudo y malhumorado, pero detrás de ese montón de corazas hay un corazón enorme, y un alma atormentada por algunos recuerdos. Y cuando conoce a Heather…

Me ha resultado increíblemente fácil empatizar con Heather y Nilak. Ambos son personajes normales y corrientes, sin pretensiones ni arrogancias. Solo dos personas que lo han pasado mal, que han sufrido y quieren volver a empezar de nuevo. Además… ¡está narrada por Heather en primera persona! Y ya sabéis lo muchísimo que me encanta eso en las novelas. Me ha enamorado conocer sus pensamientos, cómo se sentía, sus inquietudes y también ir descubriendo poco a poco su pasado.

Cuando terminé El día que dejó de nevar en Alaska no podía parar de reír y de llorar, todo al mismo tiempo. ¿Y sabéis lo que significa eso para mí? Que la historia me ha hecho sentir, que me ha llegado muy adentro y que siempre va a estar guardada en mi corazón. Porque con Heather y Nilak he sentido como la nieve y el frío iba desapareciendo entre ellos para dar paso al sol y a la calidez, y no todas las autores son capaces de transmitir esa sensación en sus historias.

Así que… si estáis buscando una nueva novela romántica que os llegue al alma, os recomiendo totalmente El día que dejó de nevar en Alaska. ¡Sentiréis amor puro a primera vista! Además, si sois clientes de Amazon Prime, podéis leerla sin pagar más gracias a Amazon Prime Reading. ¿A qué estáis esperando? ¡Tenéis que darle sí o sí una oportunidad! Estoy segura de que Nilak y Heather os encantarán por su historia, por sus conversaciones y por lo que son cuando están juntos.

RECOMENDACIÓN EXTRA: Feliz Aniversario

Podéis comprar la novela aquí 

Share This Article
By Mel
Follow:
¡Hola, me llamo Mel! Apasionada de las novelas y las películas románticas, los K-dramas, los animes y los manga.
1 Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies