Escribir romántica: 5 tips para una buena HISTORIA DE AMOR, por Tricia Ross

Mel
Mel Mel 2 Views 9 Min Read
9 Min Read

¡Hola, romántic@s! ¿Cómo lo estáis llevando? ¡Espero que genial! Hoy en la sección de Tips para escritores tenemos a… ¡Tricia Ross! ¿No es increíble! Esta grandísima autora nos da algunos consejos sobre cómo escribir romántica. ¿Qué os parece? ¿Os animáis a leer la entrada entera? ¡Yo os dejo con sus palabras!

Se dice, y es una verdad universal, que detrás de cada escritor que se precie hay un ávido lector. En mi caso, soy escritora de romántica y, como no, una gran lectora de este género. Pero desde que me dedico a escribir, por deformación profesional quizá, me doy cuenta de que termino analizando las historias que leo en términos diferentes a los que solía, y a raíz de este inconsciente estudio he llegado a detectar cinco errores habituales en algunas novelas románticas. Son los siguientes:

  1. Personajes con personalidades difusas.
  2. Cambios de opinión/actitud que salen de la nada
  3. Romeo y Julieta, de la noche a la mañana.
  4. Antagonistas con motivaciones pobres.
  5. Finales felices Deus Ex Machina

Seguro que tú también has visto algo así en tus lecturas, por eso he pensado en cómo podríamos solucionar estas posibles carencias para dar más calidad, coherencia y consistencia a nuestra historia, y así convertirla en una buena novela romántica.

En primer lugar, para crear personajes con fundamento es recomendable tomarte tu tiempo para conocerlos. Crear fichas de personajes es una buena técnica para que salgan redondos. Así, cuando surja un conflicto en nuestra historia, puedes preguntarte, ¿Esto es algo que haría mi personaje?

Por ejemplo, si la heroína de nuestra historia es tímida y con inseguridades, lo más probable es que no se atreva a gritar llamando al héroe en medio de un lugar con muchas personas, como una estación de tren. Todo el mundo la miraría y se preguntaría por qué grita, y eso es vergonzoso.

Pero…

Y esto tiene que ver con el segundo error, pues todos podemos cambiar. Los seres humanos somos flexibles (más de lo que creemos) y podemos cambiar de opinión, de actitud y de forma de actuar, pero los cambios no pueden aparecer de la nada. Si tu personaje llega a hacer algo impropio de él/ella (elle) debes mostrar una razón de peso para hacerle cambiar de actitud.

Siguiendo con nuestro ejemplo anterior, nuestra heroína es tímida, pero el héroe esta a punto de subirse a un tren, de alejarse de ella para siempre, y eso es algo que no puede soportar, así que decide gritar su nombre y llamar la atención a pesar de todo, pues la alternativa es mucho peor.

Por otra parte, también podemos hacer que nuestro personaje cambie de opinión sobre algo, pero para ello es recomendable mostrar el proceso, que comienza cuestionándose sus ideas y experimentando con otros puntos de vista, y culmina con el cambio en sí.

Los puntos anteriores no eran algo especial del género romántico, en realidad sirven para cualquier tipo de historia, pero sí hay algo típico de la romántica, y es que a veces, en algunas historias, el amor desinteresado, profundo, lo que llamamos amor real, aparece demasiado rápido. Para no caer en este fallo, podemos seguir una serie de pasos que he llamado:

  1. El Flechazo Platónico – La atracción y el interés pueden ser instantáneos, pero eso NO es amor (todavía) Se corresponde con el planteamiento de la historia y el detonante.
  2. El Hype Romántico – Una vez nos interesa alguien, solemos ilusionarnos con esa relación, pero aún hay demasiadas incógnitas. Se suele corresponder con la escalada de tensión en una trama romántica, generalmente donde surgen más conflictos.
  3. El “Quiero estar contigo” – El AMOR con mayúsculas está casi servido, los personajes conocen sus sentimientos y ahora todo depende de la voluntad de ambos de estar juntos. Aquí suele surgir el conflicto principal y el clímax.
  4. Las Dos Palabras Mágicas – Ya sabemos cuales son, por lo general aquí es donde podemos decir que lo que sienten los personajes es amor. Amor que ha superado obstáculos y barreras y que conlleva un compromiso. Es la catarsis de nuestra historia.

Es ahora el momento de hablar de los antagonistas. A menudo, en romántica, los antagonistas suelen tener motivaciones un poco pobres, generalmente son celos, prejuicios… Para evitar que esta parte tan fundamental de la historia nos quede coja, es recomendable crear una historia personal para nuestro villano, darle la personalidad adecuada para fundamentar sus razones.

Como tip extra diré que siempre ayuda dar a nuestros malos una cualidad positiva que ayude a empatizar y, asimismo, dar a nuestros héroes alguna cualidad negativa que los haga humanos (como nosotros).

Y por fin llegamos al último de los errores que veo en mis lecturas románticas, y es el final Deus Ex Machina. Esto significa que para justificar el desenlace, generamos situaciones que no parecen lógicas, objetos que nunca antes se mencionaron o personas que no aparecieron antes en la trama… una solución mágica que nos dé ese final feliz que merece la historia.

Por ejemplo, una historia donde al final, tras mucho oponerse a la relación, el padre de ella decide, de repente y sin razón aparente, que el héroe ama a su hija y que eso es lo único importante. Acepta la relación y todos son felices y comen perdices.

Sin embargo, esto también hará que esta no sea creíble, que decepcione. Debemos trabajar un poco en la trama antes de ponernos a escribir. Es recomendable pensar en un final plausible e ir dejando miguitas de pan a lo largo de la trama para que al final, todo quede atado y sea lógico.

Siguiendo con el ejemplo, podríamos hacer que el padre de la chica y el héroe tuvieran algo en común, o tal vez que ambos estuvieran implicados en un negocio similar. Al final podemos usar el hecho de que el padre se identifique con el héroe, como vehículo para que empiece a aceptarlo.

Espero que estos pequeños consejos os sirvan. La romántica es un género precioso pero muy infravalorado, con pequeños detalles como estos podemos contribuir a mejorar su imagen.

Si os ha gustado este artículo, podéis leer más en www.triciaross.es y seguirme en Instagram: @pa_triciaross

Y si buscáis lectura romántica, echad un vistazo a mis novelas:

DESPUÉS DE LA LLUVIA (romántica LGTBI) relinks.me/B01N57K3ZF

EL FINAL DEL CAMINO (romántica contemporánea) relinks.me/B072NBSJY6

BILOGÍA MIRADAS (romántica erótica) relinks.me/B08DP3TZ28

TÚ NO ESTABAS EN MI LISTA (romántica, feel good) relinks.me/B08M56XV2C

TRES SON MULTITUD (romántica chick-lit) gratis en mi blog. http://www.mediafire.com/file/07siow9s308jr8d/ebook.tressonmultitud.TriciaRoss.pdf/file

¡Toma ya! ¿Qué os han parecido las palabras de Tricia Ross sobre la romántica? A mí me han encantado. Simplemente ha hecho que me gustara más el género, todavía.

Por cierto, aquí tenéis el artículo de la autora María N. Mera sobre la Inspiración y Rutina de Escritura. ¡Echadle un vistazo también!

TAGGED:
Share This Article
By Mel
Follow:
¡Hola, me llamo Mel! Apasionada de las novelas y las películas románticas, los K-dramas, los animes y los manga.
1 Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies